Las Plantas de Interior

Las Plantas de Interior

Hoy, en el Blog de Garciflors, floristería en Sabadell, hablaremos sobre las plantas de interior.

Son llamadas plantas de interior aquellas que se cultivan en lugares bajo techo. No deben ser confundidas con las cultivadas en el balcón o en el jardín ya que, aunque puedan sobrevivir en el interior durante un tiempo, necesitan estar en el exterior para poder subsistir. Pese a eso, no existe una diferenciación científica entre plantas de interior y exterior, entonces se llaman plantas de interior a las que muestran cierta capacidad de vivir en el hábitat de una casa. Estas plantas pueden ser cultivadas por varias razones, a veces por la estética del hogar o incluso algunos las tienen por motivos de salud porque al ejercer su respiración purifica el aire.

Hoy en día, en muchos hogares de las ciudades hay una creciente afición por el cultivo de plantas de interior. Allí, estas plantas representan la naturaleza ante el color gris del progreso. Pese a eso, no podemos olvidar que son seres vivos con necesidades de luz, agua, tierra y nutrientes. Así que estos serán los factores decisivos que determinarán si la planta crece sana o si, por lo contrario, muere.

La planta debe tener la luz necesaria, elemento indispensable para hacer la fotosíntesis. Lo mejor que podemos proporcionarle es una buena iluminación solar, pero si no podemos también existen luces artificiales que causan el mismo efecto. Aun así, un exceso de sol puede quemarlas y una carencia puede marchitarla, deberemos encontrar el punto óptimo que tenga cada planta. En cuanto a la temperatura y la humedad, hay plantas que crecen en ambientes tropicales y necesitan compensar la pérdida de agua por la evaporación y la transpiración. Como en el punto anterior, lo mejor que podemos hacer es intentar que las condiciones en las que esté sean lo más parecido posible a su hábitat natural. Cuanta mayor temperatura haya, mayor fluidez de riego necesitará para compensarlo, eso sí, un exceso de agua puede matarla fácilmente. Por último, las plantas necesitan alimentarse para subsistir, ya que las reservas naturales de la tierra se agotan. De esta forma el uso de abono, líquido o sólido, orgánico o inorgánico, es totalmente necesario. Toda planta necesita tres elementos nutritivos importantes: nitrógeno, necesario para el crecimiento; fósforo, imprescindible para la formación de las hojas nuevas y los brotes de flores; y potasio, útil para dar robustez y resistencia.

Si lo miramos de ese modo, las plantas son un huésped en nuestro hogar, cuanto más se parezcan las condiciones a su medio natural, más vivirá. Lo más conveniente sería controlar estos factores en su conjunto e ir revisando temas como la calefacción, la dirección de donde les llega la luz, el estado de la tierra de la maceta entre otras.

En los siguientes post del Blog de Garciflors, floristería en Sabadell, hablaremos sobre otros temas relacionados con plantas de interior y otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.